La administración financiera consiste en la maximización de las utilidades de una compañía este proceso se puede realizar a través de evaluar y determinar la viabilidad de fuentes de financiación por métodos de evaluación de proyectos, proyecciones, presupuestos. Dependiendo del tamaño de la compañía las funciones de la gestión financiera y contable son ejecutadas al mismo tiempo por un contador, en otras estas funciones están divididas y son desempeñadas por roles diferentes, analista financiero, coordinador y/o gerente financiero, adicional estos cargos pueden estar directos o se pueden realizar por medio de un outsourcing.

La administración financiera, de hecho, posee un radio de acción muy amplio dentro de la empresa. Así, tiene a su cargo, movimientos claves de la empresa. Ella tiene a cargo la organización, planificación, dirección y control de los recursos financieros pertenecientes a la empresa.

Tipos de Administración Financiera

  1. Gestión financiera estratégica: Esta hace referencia a la planificación, dirección, control del desempeño y la posición de riesgo de la empresa, en especial a la asignación y organización de capital (estructura de capital).
  2. Gestión financiera operativa: Su principal función asegurar la liquidez financiera, garantizando un rumbo de los procesos de transformación operativa (plan financiero).

La posición de beneficio y riesgo constituye la cantidad previa de impuestos para asegurar la liquidez; por lo tanto, la administración financiera estratégica antecede a la gestión financiera operativa.

  • La herramienta más importante de la gestión financiera: es el análisis financiero para adaptar las decisiones financieras y de inversión a los factores de influencia relevantes.

Funciones de un gestor financiero

La principal misión de los gestores financieros es que, como responsables en la empresa, estos se encargan de la toma de decisiones más concernientes a la administración financiera. Además, es un rol esencial para el éxito de la compañía y de los procedimientos comerciales en razón de que la toma de decisiones que realice puede representar un aumento del valor de los socios, es decir, el progreso empresarial o por el contrario su descenso.

Aquellos gestores financieros que se ocupan por los dividendos por acción y no únicamente por las utilidades totales, son quienes suelen tener mejores resultados en la empresa.