09:00-18:00 +57-313-883-2670
Email: comercial@equityadvisors.co

Las diferencias entre un líder y un jefe

Equity Advisors > Blog > Blog > Las diferencias entre un líder y un jefe

Cuando hacemos referencia a un grupo de trabajadores o empleados solemos pensar en la persona que los dirige. Es decir, un líder que hace uso de sus habilidades para inspirar a las personas a su cargo. Por otro lado, está también la posición de un jefe que ejerce autoridad en sus empleados.

Esta es la razón por la cual hacer referencias a las cualidades de  un jefe trae consigo aspectos que pueden parecernos poco amistosos. Sin embargo, un líder, aunque suele confundirse con la posición de un jefe, cumple con características totalmente diferentes.

Un líder le apuesta tanto al crecimiento profesional como al  personal

Un líder es consciente de que el crecimiento y rendimiento en el trabajo depende de la salud mental del trabajador. Por esta razón, apuesta por el bienestar físico y mental de los empleados.

Un líder organiza a su equipo de trabajo y lo orienta de manera que se sienta cómodo y seguro con el rol que desempeña dentro de la empresa.  Además, comparte el rumbo y visión de futuro con sus empleados, involucrándolos a través de aspiraciones beneficiosas para todos.

Las personas con liderazgo no se sienten superiores a las personas que dirigen. Antes de ser líderes tuvieron que ocupar posiciones inferiores.

Un jefe apuesta únicamente por el crecimiento profesional

Un jefe, por el contrario, ve la importancia de que sus trabajadores adquieran nuevos conocimientos. Estos serán puestos en práctica dentro de la empresa para atraer ganancias monetarias.

La visión de emprendimiento de un jefe es estrecha. Solo ve metas a corto plazo y su atención está siempre en resolver los problemas que se vayan presentando. Por lo tanto los errores que cometan sus empleados pueden generar fuertes amonestaciones, e incluso pueden ser causa de despido.

Un líder está en constante aprendizaje para compartir sus conocimientos

Para una persona con liderazgo, aprender forma parte del proceso de crecimiento de la empresa. Un líder sabe que solo puede enseñar lo que él ha aprendido y ha puesto en práctica consigo mismo.

También conoce que el crecimiento personal es el principal motor de cambio y adaptabilidad. De esta manera, su capacidad de liderazgo se manifiesta en todos los aspectos de su vida diaria. Así es como, en vez de empleados, un líder tiene seguidores.

Una característica bastante notoria en una persona con liderazgo es su pensamiento global. Es decir, puede ir más allá del problema y de los inconvenientes para resolverlos sin perjudicar a sus empleados ni a la empresa.

El liderazgo se proyecta en personas que tienen la capacidad de anticiparse a los cambios. De allí que sean personas comprensivas y solidarias. Los líderes tienen claro que el buen trato humano es la vía necesaria para generar el éxito en los negocios.

Un jefe muestra actitud autoritaria y dominante

Un jefe siente que tiene el poder sobre sus empleados y se satisface en hacerlo saber cuantas veces considere necesario. Esta es la razón por la que, en vez de inspirar respeto, inspira miedo.

Las personas que ocupan el cargo de jefes dan órdenes constantemente y exigen ser escuchados con atención . Esto es porque no aceptan equivocaciones por parte del empleado. Dicha actitud viene dada por un rasgo característico de su comportamiento, el pensamiento lineal.

Un jefe mide el rendimiento de sus empleados de forma cuantitativa. De modo que si  trabajan fuertemente y rinden frutos serán considerados buenos empleados. De lo contrario no tendrán un valor significativo para la empresa y esto puede ser causa de despido.

Sin embargo, en un mundo cada vez más humanizado, los jefes están tratando de convertirse en líderes. Y estos, a su vez, saben que no necesariamente deben ser jefes para cumplir sus objetivos profesionales.

 

 

Leave a Reply